Acerca de nuestro Blog.

Un espacio en donde encontraras artículos relacionados con el mundo automotriz, noticias, videos y tips para el cuidado de tu auto. Esperamos que sean de tu agrado y sobre todo de utilidad. Gracias por visitarnos.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Consejos para conducir de noche

Durante el día, tenemos que enfrentarnos a retos como los embotellamientos de tráfico y a una mayor cantidad de peatones, afortundamente, la luz del sol nos ayuda a visualizar fácilmente cualquier obstáculo que se presente en el camino. De noche, la visibilidad se reduce considerablemente, los colores se pierden y tanto la visión periférica como la profundidad de campo se acortan.


Si vas a conducir después de la puesta de sol, pon atención a los siguientes tips.

1. Asegúrate que las luces funcionen: Periódicamente revisa que todas las luces de tu auto enciendan correctamente, de lo contrario, llévalo a un eléctrico para que corrija el problema. Si estás en la carretera y tus faros dejan de funcionar, oríllate inmediatamente, enciende las intermitentes y busca asistencia. Recuerda que aunque tú veas a los demás, muchas veces ellos no te ven a ti.

2. Hazte visible: Enciende los cuartos un poco antes de que el sol se ponga para que los peatones y demás conductores te vean, de la misma forma, mantén tus luces encendidas una hora después de que salga el sol ya que la visibilidad no es óptima a esa hora.

3. No incomodes a los demás: Jamás le eches las altas a otro vehículo que las tenga puestas, lo único que conseguirás es deslumbrarlo y reducir su visibilidad incrementando así el riesgo de accidente.

4. Modérate con los faros de niebla: Utiliza los faros de niebla sólo cuando haya neblina; en ciudades donde las condiciones climáticas no son tan adversas, resulta muy molesto enontrarte autos con estos faros activados. Si tu vehículo cuenta con luces de niebla, no las utililces al mismo tiempo que las altas porque reducirán tu campo de visión y cegarán temporalmente a los demás conductores.

5. Ajusta el brillo interior: Si las luces de la calle y de los otros autos te molestan demasiado, baja la intensidad de la iluminación del tablero y, si es necesario, utiliza la visera. Evita utilizar cualquier otro tipo de luz en el interior de tu coche.